Tierra y Luna

El Paleozoico: Cámbrico, Ordovícico, Silúrico

El Paleozoico: Cámbrico, Ordovícico, Silúrico

Esta era antigua, el Paleozoico, duró unos 290 millones de años. El planeta era muy distinto del actual. La era Paleozoica o era Primaria pertenece al eón Fanerozoico.

Con la aparición de los organismos pluricelulares se acabó el Precámbrico y se inició, hace unos 541 millones de años, el eón Fanerozoico, que acabó hace unos 251 millones de años.

Las tierras emergidas tenían el aspecto de islas más o menos dispersas alrededor del ecuador terrestre. Algunas de estas islas eran América del Sur, Laurentia y Gondwana. Durante el Paleozoico se produjeron numerosos plegamientos que originaron montañas.

La vida en el agua y en la tierra

Esta época se caracteriza por un gran número de fósiles que demuestran la presencia de vida pluricelular en un planeta habitable. El clima era todavía cálido y húmedo. Esto favoreció la proliferación de organismos cada vez más complejos y su posterior evolución.

En un principio, la vida en el mar se hizo muy rica. Los fósiles de la primera mitad del Paleozoico son algunos invertebrados como trilobites, graptolitos, y crinoideos. Los correspondientes a la segunda mitad comprenden algunos fósiles de plantas y de vertebrados, como peces, anfibios y reptiles. La vida animal salió del agua y empezó a colonizar la tierra firme.

El Cámbrico, la explosión de la vida pluricelular

En el periodo Cámbrico se produjo una auténtica explosión de vida, con unos cincuenta grupos de organismos (filos) de los que no se conocen precursores y que, en su mayoría, tampoco evolucionaron hacia ningún filo o especie actual. Este sorprendente fenómeno, único en la historia de la Tierra, se conoce como la explosión cámbrica.

La vida vegetal y animal estaba confinada a los mares. Aparecieron los primeros caracoles y moluscos cefalópodos; también los primeros cordados, precursores de los vertebrados, y nuestros. En el reino vegetal predominaban las algas en los océanos y los líquenes en la tierra. Su enorme proliferación contribuyo al aumento de oxígeno en la atmósfera terrestre.

Otro avance evolutivo fundamental en el Cámbrico fue la formación de los primeros esqueletos y exoesqueletos. Por una parte, había más materia prima disponible, más carbonatos en las aguas marinas; por otra, aparecieron nuevos predadores, por lo que tener protección para los tejidos blandos y una mayor capacidad de movimiento aumentaban mucho las posibilidades de supervivencia y, con ella, de reproducción. Así funciona la selección natural.

Ordovícico, llegan los vertebrados

En el Ordovícico, iniciado hace 485 millones de años, hubo dos extinciones masivas, al inicio y al final del periodo. Surgieron animales con una estructura anatómica precursora de la espina dorsal, los primeros vertebrados, unos peces primitivos sin mandíbulas llamados ostracodermos. No hubo animales terrestres porque el oxígeno en la atmósfera todavía era escaso.

Del Ordivícico abundan los fósiles de trilobites. Las plantas de este periodo eran similares a las del periodo anterior. También aparecieron los primeros arrecifes de coral. La abundancia de vida, sobre todo vegetal, hizo que en algunas zonas se formaron yacimientos de petróleo y gas.

La rotación terrestre seguía frenándose por la influencia de la Luna, que estaba más cerca de lo que está hoy. El día ya duraba 21 horas. Los niveles del mar eran los más altos que hubo en toda la historia de la Tierra.

Silúrico, plantas vasculares y animales que respiran aire

Hace 443 millones de años se inició el periodo Silúrico, que acabó hace 420 millones de años. El avance evolutivo más importante fue la aparición del primer animal de respiración aérea, un escorpión que quiso salir del mar.

También pertenece a este periodo el primer fósil de una planta vascular (planta terrestre con tejidos que transportan el alimento), aunque los tallos y las hojas todavía no estaban bien diferenciados. La aparición de estos organismos hace pensar que la composición de la atmósfera empezaba a parecerse a la actual, con algo menos de oxígeno.

El nivel de los océanos al principio del Silúrico seguía siendo muy elevado, y sólo descendió hacia el final del periodo. En esos mares camparon a sus anchas los peces cartilaginosos, los tiburones espinosos y los placodermos, que fueron los primeros peces con mandíbulas y dientes.

La Tierra entró en una larga fase de clima estable muy cálido, hasta el punto de que casi desaparecieron ambos casquetes polares.

Descubre más:
• Charles Darwin y la evolución de las especies
• Los trilobites y la explosión cámbrica
• Placodermos, unos peces ya extintos que se fecundaban con penetración


◄ AnteriorSiguiente ►
Historia geológica: el PrecámbricoEl Paleozoico: Devónico, Carbonífero, Pérmico